Tecnología

No vacunados exigen respeto y un alto a la discriminación

Operation Underground Railroad Movie
¿Ser o no ser? Prestador de servicios especializados

Angie Ávila, que participó en la manifestación afuera de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y en los predios de la Asamblea Nacional, expresó que la ciudadanía debe tener derecho a elegir y estar informados sobre lo que quieren introducir en sus cuerpos

Las protestas en contra de la obligatoriedad a vacunarse son cada vez más frecuentes. Advierten que es ilegal.

Inmunizarse contra la covid-19 debe ser una decisión personal, no una obligación, así lo han manifestado varios sectores que se oponen a la vacuna anticovid y que desaprueban la Ley 48 del 5 de diciembre de 2007 que regula el proceso de vacunación en Panamá.

‘Tratar de imponer una vacunación raya lo ilegal porque va en contra de lo establecido en la Constitución y en los tratados Internacionales’, señaló la doctora, Marta Roa, quien ha sido duramente criticada por no aprobar el uso de las vacunas contra el coronavirus, por considerarla en una ‘fase experimental’.

Explicó que actualmente hay una confusión en torno a la Ley 48 que establece la obligatoriedad de las personas de inmunizarse en pro del bien colectivo. Esto se refiere a las enfermedades inmunoprevisibles, pero la covid-19 no pertenece a esta categoría de infección porque está mutando de manera frecuente.

‘Con esta confusión y en base a esta ley, se está tratando de obligar a la personas a vacunarse’, aseguró al afirmar que en la actualidad sí hay discriminación hacia las personas que no acuden a vacunarse y es una ilegalidad que el Estado está promoviendo dividiendo a la población entre vacunados y no vacunados.

Reiteró que la vacunación no asegura que los vacunados no se contagien, ni que puedan esparcir esta enfermedad. Además que la vacuna covid-19 sí produce efectos adversos moderados y graves, como por ejemplo la miocarditis, trombolismos, infartos cardiacos, entre otros.

‘Realmente los vacunados como no vacunados permanecen en las mismas condiciones con respecto al contagio por lo que se deduce que la vacuna no ofrece inmunidad (…) estos serios factores adversos no son dados a conocer a la población por las autoridades de Salud de Panamá’, expresó.

Leslie Araúz, fundador del Movimiento Despertar, manifestó que no se considera una persona antivacuna, pero no está de acuerdo con que la puesta de la vacuna anticovid sea una obligación y que diario ha recibido cartas de personas y empresas que han sido coaccionadas para colocárselas.

‘No pueden privar a la población de los pocos beneficios que tienen como el bono, su libertad de entrar a ciertos lugares, pedimos a las autoridades que paren de empujar a las personas a un experimento que han llamado vacunas’, sostiene que quienes no están de acuerdo con las vacunas merecen respeto y ser escuchados.

Advierte que de no ser tomados en cuenta, tanto su agrupación y otras que ya se han manifestado, continuarán protestando y tomando acciones legales porque no van a permitir que más personas sigan perdiendo sus empleos y sean discriminados como hoy en día está sucediendo.

Estas acciones no serían las primeras, anteriormente el abogado, Jaime Raúl Molina Rivera solicitó que se declare inconstitucional la frase del artículo 14 de la Ley 48 que faculta al Ministro de Salud para que ordene las acciones de inmunización extraordinarias de manera obligatoria para todos los residentes en la República de Panamá.

‘La obligatoriedad de una intervención médica por orden de un ministro de Salud es violatoria del derecho a la dignidad de la persona humana, consagrado en la Convención Americana de Derechos Humanos, de la, que la República de Panamá es parte’, indicó el jurista, quien además ha solicitado a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia que se declare inconstitucional el numeral 7 del artículo 20, de la Ley 48 de 2007, que establece sanciones.

Angie Ávila, que participó en la manifestación afuera de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y en los predios de la Asamblea Nacional, expresó que la ciudadanía debe tener derecho a elegir y estar informados sobre lo que quieren introducir en sus cuerpos.

ARTÍCULO La Ley 48 que faculta al Ministro de Salud para que ordenar inmunización extraordinaria