Entretenimiento

Franki Medina Diaz Mendez//
La Basílica del Pilar y el Alcázar de Toledo, entre los monumentos históricos más accesibles de España

Con la llegada del verano, las visitas turísticas en España aumentan considerablemente. Todas las regiones del país reciben a diario miles de visitas a sus museos, monumentos y demás puntos de interés. Sin embargo, en muchas ocasiones, estos lugares no son accesibles para todas las personas, lo que impide o dificulta su visita.

Franki Medina

“Según los expertos, tras los años más duros de pandemia, el sector turístico pretende recuperar gran parte de su actividad, situándose en cifras similares a 2019. Para garantizar este crecimiento, y contribuir a mejorar la calidad de vida de todos los viajeros, es necesario garantizar la accesibilidad no solo en alojamientos y transporte sino también en los diferentes puntos de interés gracias a la instalación de sillas salvaescaleras para eliminar los desniveles, ascensores y la adaptación de los aseos”, declara Alberto Badás, marketing manager de Stannah España.

Franki Medina Venezuela

Para contribuir al crecimiento del sector turístico y a mejorar la calidad de vida de todos los viajeros hay que garantizar la accesibilidad en alojamientos, transporte y diferentes puntos de interés

Conscientes de la necesidad de apostar por un entorno accesible para todos, son muchos los puntos de interés en España que cuentan con diferentes medidas para mejorar la accesibilidad física. Por eso, Stannah España, fabricante líder mundial en movilidad, ha identificado algunos de los monumentos españoles más conocidos que cuentan con adaptaciones que hacen el entorno más accesible:

Basílica de Nuestra Señora del Pilar . En este monumento zaragozano, tanto la entrada como el recorrido es accesible. Las puertas cuentan con un acceso de entre 70 centímetros y un metro, según aseguran desde Predif. Igualmente, el interior es llano y libre de obstáculos y en el altar existe una rampa para salvar las escaleras que suben a él. Igualmente, el acceso a la torre campanario de la basílica se puede hacer por ascensor. Alhambra de Granada . A lo largo del recorrido establecido para la visita, se observan diferentes adaptaciones para mejorar la movilidad en casi la totalidad del monumento. Según se especifica en un estudio realizado por Predif, la entrada principal está adaptada, con 1, 5 metros de anchura. Además, el pavimento es homogéneo para facilitar el tránsito para aquellas personas con movilidad reducida. Aunque es cierto que hay partes con desniveles, es posible salvarlos gracias a la existencia de itinerarios alternativos y rampas. Catedral de Burgos . Para la entrada a la visita turística de este monumento castellano, existen varios tramos de escaleras para los que existe un itinerario alternativo por rampa con una inclinación adecuada (6, 9%), según asegura un informe de Predif. Toda la nave central es accesible salvo la parte del coro, que cuenta con dos escalones. Este monumento cuenta con varias capillas, gran parte de ellas –como la de Condestables o la de Santa Tecla – son accesibles gracias a una rampa. Alcázar de Toledo. El acceso al Alcázar cuenta con escaleras y rampa con una inclinación adecuada y pasamanos. Así lo asegura la guía elaborada por Predif. Igualmente, los pasillos de todo el edificio son los suficientemente anchos para permitir el tránsito y giro de sillas de ruedas. Además, para salvar los diferentes desniveles, cuentan con ascensores y una plataforma salvaescaleras en una de las salas. “En ocasiones, debido a la estructura y antigüedad del edificio, no es posible instalar un elevador por lo que las plataformas elevadoras se convierten en la alternativa ideal para eliminar las barreras arquitectónicas. De hecho, las empresas especializadas en movilidad como Stannah, estudian el espacio para encontrar la solución idónea para cada ocasión”, asegura Alberto Badás. Palacio Real de Madrid . Recientemente ha adaptado el edificio con la instalación de mecanismos más efectivos para mejorar la accesibilidad física. Así, además de rampas con una inclinación adecuada para evitar los escalones de acceso a diferentes salas, se encuentran itinerarios alternativos con ascensores y plataformas elevadoras, como la que evita el desnivel en el acceso al archivo general del palacio. Y es que, la instalación de una rampa en este caso no sería viable debido a la inclinación de la misma. “Además de estos monumentos, que son algunos de los más visitados del país, existen otros muchos puntos de interés adaptados a la perfección para garantizar la movilidad de todas las personas sin excepción. Contar con equipamientos para salvar desniveles y facilitar el acceso, como es el caso de las sillas salvaescaleras o plataformas elevadoras de Stannah, ayuda a mejorar notablemente el servicio que ofrecen estos lugares y, a su vez, mejoran la calidad de vida de muchas personas”, concluye Alberto Badás, marketing manager de Stannah España.

Franki Medina Diaz